La mujer de 55 años ya tiene dos hijos grandes y ahora fue “madre” de su nieto.

Emma Miles, una señora de 55 años y que ya tiene dos hijas grandes, dio a luz el domingo a su propio nieto. Su hija de 31 años nació con una deformación en el útero y Miles se sometió a la Fecundación In Vitro (FIV) para poder darle un hijo a su propia hija.

LA FIV es la técnica por la cual se une un óvulo con el espermatozoide en un laboratorio -in vitro- para obtener embriones fecundados para transferir al útero materno y que progresen hasta conseguir el embarazo.

Tracey, Emma y el pequeño Evie. Foto: The Sun.

Tracey, Emma y el pequeño Evie. Foto: The Sun.

Tracey Smith, de 31 años, nació sin útero y su madre aceptó la fecundación con el esposo de Tracey, Adam de 40 años. Así Emma Miles comenzó a tomar medicamentos hormonales para ayudar a que la fecundación pudiera ser efectiva.

Las mujeres de más de 35 años corren un riesgo mayor de aborto espontáneo y otras complicaciones ante un embarazo que pueden ser hasta mortales. Pero Emma decidió seguir adelante con la subrogación pese a que se lo desaconsejaron.

Adam, Tracey con el pequeño y Emma Miles, la madre-abuela. Foto: Daily News.

Adam, Tracey con el pequeño y Emma Miles, la madre-abuela. Foto: Daily News.

Tracey Smith, de 31 años, nació sin útero y su madre aceptó la fecundación con el esposo de Tracey, Adam de 40 años. Así Emma Miles comenzó a tomar medicamentos hormonales para ayudar a que la fecundación pudiera ser efectiva.

Las mujeres de más de 35 años corren un riesgo mayor de aborto espontáneo y otras complicaciones ante un embarazo que pueden ser hasta mortales. Pero Emma decidió seguir adelante con la subrogación pese a que se lo desaconsejaron.

Adam, Tracey con el pequeño y Emma Miles, la madre-abuela. Foto: Daily News.

Adam, Tracey con el pequeño y Emma Miles, la madre-abuela. Foto: Daily News.