Según ella, su hijo de 19 años “no tenía ni para botines” y fue abusado 4 veces.

Joaquín V., el futbolista de 19 años que fue señalado como el presunto nexo entre los juveniles abusados en Independiente y los pedófilos, “no entregó a nadie ni pertenece a una red de trata“, según aseguró su mamá Verónica.

Incluso la mujer sostuvo que su hijo también fue víctima: “Vio lo que otros hacían y necesitaba la plata”.

Lo quisieron ensuciar, lo mandaron al frente sin saber el fondo de la cuestión. Él no entregaba a otros chicos ni pertenece a una red de trata… nada que ver”, dijo en Sportia, el noticiero de TyC Sports.

Además, reveló que el joven futbolista se encuentra actualmente en la ciudad rionegrina de Cipolletti, contenido por su familia (tiene padres separados y 3 hermanos) y reponiéndose de la rotura de ligamentos cruzados en una de sus rodillas.

“Él reconoce que se equivocó. Es una víctima más que hizo lo que hizo porque vio que otros lo hacían y necesitaba la plataDentro de la pensión esto era lo común“, agregó Verónica. Y dijo que 4 veces su hijo recibió dinero por tener sexo con hombres cuando aún era menor.

Al ser consultada sobre la logística de los encuentros, la mujer explicó: “Lo contactaban por teléfono. Después de los entrenamientos iba en remís a encontrarse, estaba 10 o 15 minutos, le daban la plata y listo. No sé qué pasó por su cabeza”.

La mujer añadió que su hijo “llegó a Independiente a los 16 años. Trabajaba en un restorán de 5 de la tarde a 12 de la noche, para tener su plata. Esta gente [los abusadores] sabe muy bien a las personas que eligen. Buscan a los más débiles. Mi hijo no tenía ni para los botines. Ahora se cortó su sueño de jugar al fútbol. Está muy dolido y asustado, porque recibió amenazas”.

Además, despegó al club de Avellaneda: “En la pensión está muy bien. Le han dado mucho cariño. Esto escapa de sus manos”.

Aunque el nombre de Joaquín no figura en la causa judicial ni como víctima ni como imputado, el relacionista público Leonardo Cohen Arazi, que está detenido, afirmó que conocía al jugador “de un boliche” y estuvo en su casa.

“Nunca me contó que era víctima ─dijo el hombre en TN─. Él estuvo en mi casa y había otra gente. No todos éramos mayores, pero no hacíamos orgías.

La mujer indicó que su hijo sólo conoce a Martín Bustos, el árbitro acusado de “abuso sexual y facilitación de la prostitución”, también detenido: “Mi hijo declaró que se contactó con 4 personas, pero después surgieron más nombres en la causa que él no conoce”.