Rosangela Almeida dos Santos fue sepultada y peleó durante más de 10 días para escaparse del ataúd. Cuando exhumaron el cadáver para rescatarla, el cuerpo todavía estaba caliente.

Un caso escalofriante estremece a Brasil. Una mujer se desmayó, los médicos pensaron que se había muerto, la enterraron y ella estuvo once días intentando salir del ataúd hasta que finalmente falleció.

Rosangela Almeida dos Santos, de 37 años, fue sepultada el 29 de enero. Los doctores creían que había muerto y, por eso, la llevaron al cementerio. Sin embargo, tras escuchar ruidos, gemidos, golpes y gritos desde la tumba, los vecinos decidieron exhumar el cadáver.

Al momento del rescate, se dieron cuenta que los pies del cuerpo estaban calientes y las manos repletas de sangre, luego de intentar escarbar la tapa del ataúd para salir.

Según reveló el medio brasileño “O Globo”, el intento de rescate de la mujer ocurrió el viernes pasado. Los doctores del “Hospital do Oeste”, en el estado brasilero de Bahía, aseguraron que había muerto de un “shock séptico”.

Sin embargo, personas que viven cerca del cementerio se acercaron a observar lo que ocurría, luego de escuchar ruidos. Natalina Silva, una de las testigos, contó que había muchas personas “escuchando gritos durante la noche” y, además, agregó: “Cuando llegué justo en frente de la tumba, escuché golpes desde adentro”.

Por otro lado, la madre de la fallecida explicó que “ella trató de abrir la tapa, incluso se notaba que había intentado clavar las uñas. Sus manos estaban heridas como si hubiera estado tratando de salir”.

Asimismo, circuló un video a través de YouTube del escalofriante momento en el que los vecinos sacan exhuman el cuerpo intentando rescatarla. Aunque no lo lograron.