Los familiares de la víctima, identificada como Carlos Sebastián Perret, apuntan contra altos funcionarios municipales de esa localidad cordobesa.

Hasta ahora no se han podido determinar los entretelones de un ataque criminal que puso al borde de la muerte a un vecino de Río Segundo agredido con un arma blanca en la localidad de Impira.

El caso se remonta al día 10 de este mes cuando un vecino de calle 24 de Septiembre llamó a la Policía en horas de la madrugada por la presencia de un hombre que pedía auxilio por una herida sangrante en el abdomen.

Esta persona resultó ser Carlos Sebastián Perret, de 35 años, quien por su estado fue atendido primero en Oncativo desde donde fue derivado al  Hospital Pasteur de Villa María.

Allí quedó internado para ser atendido por una herida punzo-cortante en el abdomen que le afectó el hipocondrio izquierdo.

Por el momento, no hay imputados a pesar que los familiares de Perret agitan sospechas que involucran a altos funcionarios de la comuna de Impira.