La dirigencia del club de Avellaneda presentó la denuncia en la Unidad Funcional de Instrucción N° 4 contra un ex jugador de inferiores que inducía a jóvenes a prostituirse con hombre mayores de edad

La dirigencia de Independiente denunció en las últimas horas que futbolistas de sus divisiones inferiores fueron obligados a ejercer la prostitución, mediante una red que los acercaba a hombres mayores de edad.

Fuentes judiciales informaron a NA que los directivos radicaron la denuncia en la Unidad Funcional de Instrucción número 4 de Avellaneda, a partir de una situación vivida dentro de la entidad.

Según trascendió, un futbolista que hoy tendría unos 19 años y que jugaba en las divisiones inferiores del “Rojo” se habría desempeñado como nexo de esta red de prostitución y aprovechando la relación de amistad que tenía con varios futbolistas de la pensión, los acercaba a un departamento privado en el barrio porteño de Palermo para que mantuvieran relaciones sexuales con hombres mayores de edad.

Este presunto hecho se descubrió porque uno de los juveniles se quebró en llanto durante los últimos días y confesó esa situación a un psicólogo vinculado a Independiente, quien enseguida notificó a los dirigentes y estos radicaron de inmediato la denuncia en la UFI 4 de Avellaneda.

Daniel Llermanos, el abogado de Independiente y de su presidente, Hugo Moyano, confirmó que el club presentó la denuncia por abuso facilitado por alguna persona, en perjuicio de jugadores de las divisiones menores de la institución.

La idea es que hoy mismo la fiscal los pueda recibir. “Queremos hablar con ella para interiorizarnos de las medidas que ordene y poner a su disposición la infraestructura del club y todos los datos que pueda necesitar”, sostuvo en declaraciones a C5N.

“Lo que este hecho genera es lo que siempre uno se pregunta: ¿es frecuente que pase? Y anoche, hablando justamente con una persona muy vinculada al deporte, me contó que este tipo de cosas tan espantosas y desgraciadas suelen ser más frecuentes de lo que uno se imagina”, contó.