El artista dominicano, que vive desde hace muchos años en nuestro país, charló con POPULAR acerca de su nuevo videoclip, de la importancia de ser un artista popular y de sus proyectos futuros.

Jean Carlos no le pasan los años ni mucho menos le pesan ya que siempre se encuentra en movimiento, no importa dónde sea. En el escenario, en alguna sala de ensayo o de grabación, o en su rutina en el gimnasio, este referente de la música tropical tiene máxima conciencia de saber qué es ser un artista popular y por eso no se escapa del afecto de la gente.

En la actualidad, el artista dominicano argentino se encuentra presentando el videoclip de su nueva canción llamada “Tita“, en el que participa junto a su hijo Jay S, y ultimando los detalles para grabar su próximo disco. Para saber de esto, POPULAR dialogó en exclusiva con él.

-¿Cómo es la actualidad de Jean Carlos?

Estamos promocionando el videoclip de “Tita”, que es un tema bien arriba porque hemos apostado hacer una fusión de lo que hoy la gente escucha, que es un sonido más urbano y latino. Acá nosotros somos vanguardistas, ya que a todo eso, entre lo que se encuentra el trap y el rap también, le pongo mi propia impronta.

-¿Es un desafío incursionar por estos nuevos sonidos para vos?

Sí, absolutamente lo miro como un desafío. Aparte no es que cambié mi estilo, sino todo lo contrario: es el valor agregado lo que yo le pongo. Por ejemplo, se puede apreciar más bombos y también bombos que tienen un sonido más tecno. Son sonidos electrónicos incorporados a una base de batería. Ese valor agregado lo aportó mi hijo Jay S, que ha comenzado su carrera musical el pop y en el trap.

-¿Aprendés mucho de tu hijo?

Si, aunque yo diría que me actualizo por él y también por el público que me sigue. Me siguen personas de 15 a 60 años, es familia.

-Hiciste giras por provincias del interior. ¿Qué diferencias sentís entre ese público con el de Capital Federal y Gran Buenos Aires?

No hay tanta diferencia, ambos tienen el mismo fuego, fervor y cariño. A veces podés recibir algún que otro rasguño por parte de las nenas y yo no me enojo porque sé que no lo hacen de manera intencional sino que lo hacen por amor. Eso es importante para la vida de un artista, que también elige esta carrera para dar amor y afecto al público.

-Hace un tiempo un colega tuyo que dijo “estoy harto de no poder salir a la calle”. ¿Qué opinás con respecto a eso?

Si digo que me cansa el público, tendría que colgar la toalla y dedicarme a otra cosa. Al ser artistas populares tenemos que dar lo que la gente quiere. El éxito es de la gente, no nuestro. Yo te mostré los rasguños y nos la tenemos que bancar. Te repito, nosotros somos artistas PO- PU- LA- RES.

-¿Qué me podés decir del disco que están por grabar?

Va a traer cumbias, cumbiatón -la fusión entre cumbia y reggaetón- y canciones house combinados con nuestro estilo con el objetivo de seguir conquistando un público familiar.

-Sos un artista que baila y canta al mismo tiempo sobre el escenario y siempre lo hace con la misma energía. ¿Cuál es el secreto?

Siempre me dice lo mismo la gente: “Jean Carlos, no te pasa el tiempo, estás mejor”. La verdad es que siempre me cuido con la comida, voy al gimnasio, trato de dormir las horas recomendables. También quiero remarcar que si bien trabajo de noche, no soy nochero. Termino de tocar y me voy a mi casa. Además, sólo tomo un buen vino, no soy de fumar ni sé lo que es la droga y también elijo comer sano.

-¿Las fans te tiran su ropa interior al escenario?

Así es (risas). Es algo constante y, al igual que los rasguños, lo tomo como una muestra de cariño.

-¿Y qué hacés con las prendas?

A veces las agarro, las beso y se las vuelvo a tirar a las dueñas. Cuando ven que hago esas cosas cosas, se vuelven locas. Y, en otras oportunidades, me las guardo. Tengo muchas.

-¿Es verdad que sos de grabar tus shows para saber cómo sonaron?

Sí, me gusta saber cómo nos fue. Realmente grabo todos los shows y trato de pensar en los detalles. Soy un poco obsesivo con la calidad sonora no sólo mía sino que también con lo la banda. Cada músico tiene un monitor para evitar fallas, fue una inversión importante la que hice, pero vale la pena.

– Por Walter Leguizamón