La joven de 15 años oriunda de Jesús María envió un audio donde denunciaba que había sido raptada por una camioneta. La Policía se movilizó para dar con su paradero.

Una adolescente de 15 años movilizó a casi un centenar de policías tras denunciar vía Whatsapp que había sido secuestrada por cuatro hombres y trasladada hacia Córdoba por una camioneta, como parte de una broma que decidió realizar a sus padres.

El insólito hecho ocurrió el pasado viernes en la localidad de Jesús María, cuando los padres de la joven recibieron el alarmante mensaje. Inmediatamente dieron aviso a la Policía de Córdoba. Además, intervino la Fiscalía de turno quien autorizó un importante despliegue para dar con su paradero, según reportaron desde Radio Jesús María.

Luego de una serie de investigaciones. se logró constatar la ubicación de la adolescente quien se encontraba en buen estado en la casa de una amiga que reside en Colonia Caroya.