Alfredo Espíndola, de Misiones, había sufrido graves traumatismos al ser aplastado por el caballo en el campeonato de doma de Jesús María. El deceso fue el 13 de enero de 2010.

El último deceso de un jinete en el campeonato de doma de Jesús María ocurrió hace exactamente 10 años, cuando el 13 de enero de 2010 un caballo cayó encima de un misionero.

El jinete Alfredo Espíndola fue literalmente aplastado por el caballo que montaba y sufrió graves traumatismos.

De inmediato y tras ser recatado había sido trasladado a un sanatorio de la zona donde se constató fallecimiento.

Aquella noche los demás jinetes que participaban del espectáculo ante una multitud resolvieron no continuar con la jineteada.

Al igual que en la edición 2020 y en respeto al fallecimiento de Norberto Cossutta, las autoridades decidieron suspender de la sexta jornada y le informaron al público que las entradas podrán utilizarse durante el resto del festival que reúne a las más importantes figuras del folclore.

En aquel momento, el Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María comunicó que llegó a un acuerdo extrajudicial con la familia del jinete Alfredo Espíndola por un monto de 500 mil pesos.

El dinero fue absorbido por la Municipalidad de Jesús María, el Gobierno de la Provincia y el Gobierno Nacional, que se comprometieron en la resolución del reclamo planteado por la familia del jinete misionero.