Ocurrió en Santiago del Estero. El septuagenario dijo a la policía que la mujer ingresó a su vivienda pidiéndole agua y le robó. Ella dice que él le debía la plata.

Por orden del Dr. Álvaro Yagüe, fiscal de turno en La Banda, la policía de Fernández puso tras las rejas a una mujer, acusada de ingresar a una casa -del Bº Norte, en la mencionada ciudad- y apoderarse de $10.000.

Según informó la policía, la denuncia fue realizada por un hombre de 76 años, quien contó que desde el interior de su casa le habían “desaparecido” los ahorros que tenía guardados dentro de una caja de hierro, debajo de la cama matrimonial, en el interior de una habitación.

El damnificado contó que la única persona que había ingresado a su casa, cerca de las 6.45 de la mañana del domingo fue una joven de apellido Maldonado, de 24 años, quien habíendo salido de un boliche, le había pedido entrar para pasar al baño y luego tomar agua. Dijo el hombre que accedió, mientras su pareja descansaba en una de las piezas de la casa.

Contó que más tarde la acusada se retiró del lugar y que minutos después, se dirigió a la habitación para sacar parte del dinero que tenía guardado y se llevó una desagradable sorpresa, ya que la caja -la que ocultaba bajo un colchón- estaba completamente vacía.

Con los datos del hombre, la policía se dirigió a la casa de Maldonado, quien al parecer tiene antecedentes por hurto, y ante las preguntas de la policía reconoció que estuvo en la casa del damnificado y además admitió que tomó el dinero.

Pero la sospechosa adujo que la plata se la había entregado la supuesta víctima, ya que ella le había realizado varios favores sexuales. Ante su confesión, los uniformados se entrevistaron con el representante del Ministerio Público Fiscal, quien ordenó que la mujer quedara aprehendida.

La policía recuperó de poder de la mujer sólo 2.500 pesos, lo que -según ella- habría sido el pago por sus servicios. El paradero del resto del dinero era anoche un misterio. Además se secuestraron sus zapatillas, ya que coinciden con los rastros hallados en la habitación.