Se trata de liraglutida, un medicamento inyectable que ya se encuentra disponible en el país. Según detalló el organismo, puede reducir el peso entre un 5% y un 10%.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó la venta de una nueva droga para el tratamiento de la obesidad que ya se encuentra disponible en la Argentina. El nombre genérico es liraglutida y se administra en forma inyectable.

Por primera vez en más de 20 años se presentó en el país una alternativa farmacológica, respaldada por numerosas investigaciones científicas, contra la enfermedad.

Este nuevo medicamento se administra en forma inyectable mediante una lapicera prellenada. Es un análogo del GLP-1, una hormona que el organismo libera en el intestino después de comer. Actúa sobre los receptores del cerebro que controlan el apetito y la saciedad, lo que resulta en una menor ingesta de alimentos y la consecuente pérdida de peso.

La obesidad es una condición crónica que se asocia con el desarrollo en el tiempo de serias comorbilidades como hipertensióndiabetes tipo 2trastornos en los lípidosciertos tipos de cáncer y una reducción de la expectativa de vida. Estos riesgos se incrementan en los casos de obesidad mórbida (IMC mayor de 35). Es una enfermedad compleja y multifactorial en la que confluyen factores genéticos, psicosociales, de comportamiento y psicológicos.

Marcelo Rubinstein, investigador del Conicet, aclaró a La Nación que si bien en sus experimentos no usan este péptido, en los Estados Unidos mostró tener efectos menores. “En definitiva, es otra molécula que se suma al arsenal de drogas que solo han logrado producir respuestas muy pequeñas. La solución al problema de la obesidad y de la diabetes tipo 2 depende fuertemente de un cambio importante en el modelo de consumo de alimentos. No creo que haya que esperar soluciones mágicas de fármacos nuevos“, afirmó.