Es técnico en informática y tiene 30 años. Confesó los hechos e irá a prisión: lo condenaron a siete años.

Maximiliano Emanuel Piolatto, técnico en informática y que vive en La Carlota, a unos 300 km de Córdoba Capital, irá a la cárcel por comercializar fotos y vídeos de pornografía infantil.

El pedófilo almacenó en la web 2.285 archivos con menores de edad desnudos o en situaciones sexuales. Según informó Puntal, lo habría hecho al menos desde el 20 de abril de 2015.

El detenido operaba desde dos ubicaciones: en la casa de su madre y también desde su propia vivienda. La Justicia allanó ambos domicilios.

Una de las principales víctimas de Piolatto fue un niño que, al momento de las grabaciones, tenía solo 7 años. Según afirmó el fiscal de La Carlota Daniel Alberto Vaudagna, el hombre invitaba al menor a dormir y se aprovechaba de él.

“Una de las noches en que sucedían estos episodios, sobre la cama grande, en ocasión en que ambos dormían juntos, el imputado Maximiliano Emanuel Piolatto, con intención de atentar contra la integridad sexual del menor, le tocó el pene al niño mientras dormía, a la vez que tomaba fotografías de su accionar, en las cuales se visualizan de manera explícita las partes genitales del niño”, informaron como evidencia en la investigación.

El imputado confesó todas las acusaciones y tuvo un juicio abreviado, que comenzó en febrero de este año. Por ello la Justicia le dio una de las penas más leves para este tipo de casos: siete años de cárcel.