Bomberos trabajaron durante 12 horas para sofocar el incendio y, si bien lograron salvar la estructura, hubo un daño importante y que costará millones de euros reparar.

La catedral de Notre Dame de París fue devorada por el fuego en la tarde del lunes. El monumento histórico francés, considerado patrimonio arquitectónico, artístico y religioso que tiene más de 600 años, quedó completamente devastado por el voraz incendio que se inició en la parte superior.

Cuando bomberos intentaban sofocar las llamas, testigos registraron el momento en que el techo y la aguja de la torre de 96 metros de alto se desmoronaron. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se mostró muy triste por el siniestro y prometió reconstruirla.

Aunque lograron salvar la estructura y la fachada, muchas reliquias se perdieron. Acá, algunas de ellas:

*La aguja: mientras investigan las circunstancias del siniestro, consideran que el fuego se inició en la aguja que estaba rodeada de un andamiaje, ya que habían iniciado las obras de restauración.

*El crucero y el transepto norte: se hundieron entre las llamas. El ministro francés de Cultura, Franck Riester, se mostró sorprendido por la reacción de la bóveda del edificio al recibir gran cantidad de agua cuando bomberos trabajaban en el operativo.

*Tres reliquias: estaban en el interior de la aguja. Se trata de las 70 espinas de la corona de Cristo, San Dionisio y Santa Genoveva.

 *Dos tercios de la cubierta: si bien los muros no sufrieron ningún daño, cayó gran parte de las cubiertas que tenían 1.000 metros cuadrados.

*Los tres rosetones: fueron construidos en el siglo XIII y representan las flores del paraíso.

Por su parte, Riester precisó que se salvaron las estatuas de los 12 apóstoles y los cuatro evangelistas, el gran órgano, las torres y la fachada, el Tesoro de Notre Dame, los cuadros “Mays”. Algunos de estos símbolos fueron trasladados al Ayuntamiento y otros a las capillas laterales.