La joven es la única acusada por el asesinato de Fernando Pastorizzo durante la madrugada del 29 de diciembre del año pasado. La familia de la víctima también solicitó que sea condenada por alevosía

El juicio por el asesinato de Fernando Pastorizzo y que cuenta con Nahir Galarza como única acusada, tuvo este lunes en los Tribunales de Gualeguaychú su jornada final de declaraciones, antes de darle paso a la instancia de alegatos de la querella y la defensa.

Cabe destacar que la Fiscalía sostuvo el pedido de prisión perpetua contra la joven de 19 años por el crimen agravado por el vínculo y el uso de armas.

Por su parte, el abogado de la familia de la víctima, Rubén Virué, también se sumó al pedido y además solicitó que Galarza sea sentenciada por alevosía. “Fernando esperaba el beso de despedida y en su lugar recibió un disparo”, sentenció el letrado.

El crimen de Fernando Pastorizzo ocurrió 29 de diciembre de 2017, alrededor de las 5 de la madrugada y si bien, en principio se atribuyó a un intento de robo de su moto, algunos testimonios y otras pruebas fueron derivando hacia la acusación hacia la chica que había sido su novia.

Más tarde, Nahir Galarza confesó haber sido la autora de los disparos y que había utilizado el arma reglamentaria de su padre, que es oficial de la Policía de Entre Ríos.