El futbolista procesado por el presunto abuso con acceso carnal y corrupción a su ahijada realizó una inesperada defensa.

El futbolista Jonathan Fabbro afronta un proceso judicial por presunto abuso sexual a su ahijada y, según se pudo saber en los últimos días sobre su declaración, utilizó el tamaño de su pene para refutar las acusaciones en su contra.

“Cuando se le pregunta a la nena qué le sorprendió o le llamó la atención cuando vio mi cuerpo desnudo y dijo que nada, sí que ver un hombre desnudo pero nada específico, no quiero sonar soberbio ni nada, por eso digo si me quieren hacer estudios o analizar, me da vergüenza por las mujeres del Juzgado presentes pero creo que mi miembro no es normal o lo que se le dice normal, sí es un poco más grande de lo normal”, afirmó Fabbro según la transcripción de su indagatoria a la que tuvo acceso Infobae.

Jonathan Fabbro

Jonathan Fabbro

Además no conforme con lo dicho hasta el momento, hizo hincapié en que su pareja, la modelo paraguaya Larissa Riquelme, “lo sufrió cuando tuvimos relaciones”. Él argumento también que quería remarcar este punto “porque es algo que llama la atención mi miembro”.

Ante la consulta de la Justicia sobre qué quería decir con lo relacionado a su parte íntima, su abogado defensor, Francisco Oneto, le aconsejó a viva voz que no conteste. Y Fabbro le hizo caso al letrado.

Fabbro permanece procesado por abuso sexual con acceso carnal agravado y corrupción de menores desde el 29 de mayo último, 18 días después de su declaración indagatoria. y hoy continúa bajo prisión preventiva en el módulo I del penal de Ezeiza.

Según afirmó el juez Santiago Quian Zavalía, la víctima “presenta sintomatología asociada a victimización sexual” como “bajo rendimiento académico” y sentimientos como “depresión, ansiedad, culpa, vergüenza, hostilidad”.