En los últimos días se multiplicaron las consultas. Los proveedores de los principales componentes demoran la entrega de stock.

El aumento constante del precio de la nafta y el gas oil volvió a disparar la demanda de instalación de equipos de GNC en vehículos particulares. Al mayor costo del combustible, se suma la devaluación del peso, que preciptó a los conductores a convertir sus autos a gas antes de que suba el precio de los equipos.

Marcelo Zanoni, titular de la Cámara de GNC Interior, aseguró a ElDoce.tv que la diferencia entre el valor de las naftas y el GNC superó su máximo histórico, lo que multiplicó exponencialmente las consultas para hacer las conversiones.

Además, Zanoni advirtió que en algunos talleres hay faltante de insumos para realizar el cambio: “los componentes de acero del tubo y las piezas electrónicas que tienen los equipos son importados. Esos insumos aumentaron 55 por ciento en lo que va del año”, dijo. Desde el sector, pronostican que la demora en la entrega de materiales va a continuar hasta que se defina qué va a pasar con el dólar.

Con los actuales precios de las naftas, un vehículo que realiza 20 mil kilómetros al año, puede ahorrar hasta 55 mil pesos anuales. El cálculo surge de comparar el costo del consumo entre la nafta premium y el gas. A través de esta página, podés saber cuánto ahorras pasando el auto a GNC.