Luego de los polémicos dichos de la actriz sobre el aborto y los niños con discapacidades, la familia del político escribió un fuerte texto que se viralizó en las redes.

“Si venía con un problema, ¿a quién le cargo ese problema? A mi familia, porque el Estado no te da nada. Si viviera en Suiza, tengo todos los niños con problemas que tú quieras”. Esta fue la frase de Catherine Fulop que le trajo numerosas críticas.

El primero que la frenó fue el político Luis Juez, presente en el programa Debo Decir (América), donde la actriz emitió su opinión. “También pensábamos que íbamos a tener un problema, pero tenemos un ángel”, dijo el ex senador, padre de Milagros, de 17 años, que sufre parálisis cerebral.

Luego llegó una carta de una mujer llamada Vane Pane, que se dirigió con extrema dureza a la venezolana y narró la conmovedora historia de vida de su hijo Bauty, quien nació con una discapacidad.

“Fulop, que ahora es actriz de carácter, no deja de decir pelotudeces, era mejor cuando mostraba el culo”, fue una de las fuertes frases de Baby Etchecopar, que se sumó a las críticas.

Por todas estas situaciones, al tomar noción de sus dichos, la mamá de Oriana Sabatini decidió pedir disculpas a través de sus redes sociales. “Los dichos que he expresado el pasado domingo en el programa ‘Debo Decir’ no representan mi pensamiento. Luego de verme en una grabación, quede muy conmocionada y arrepentida por mis palabras “, publicó.

 

Pero ahora se hizo pública una nueva carta en contra de los dichos de la actriz. En esta ocasión, firmada por la familia de Juez. “Estimada Sra. Fulop seguramente en persona esto no podría decírtelo porque mis capacidades no me lo permiten, pero mi hermano me ayuda a trasmitir mis emociones y sensaciones con respecto a lo que usted dijo y me quedé pensando… ¿Realmente soy un problema para mi familia? ¿Los miles y miles de niños que nacemos con algún tipo de discapacidad somos un problema?”, así comienza el escrito, publicado en el Facebook de Martín Juez, hermano de Milagros, que recibió miles de comentarios y “me gusta”.

“La discusión no es la interrupción voluntaria del embarazo, la cuestión problemática es lo que usted dijo de los niños con capacidades diferentes, que por ser ‘un problema’ es motivo suficiente para abortarnos o dejarnos de lado”, continúa.

Y agrega: “Estoy segura que ningún estado ni dinero del mundo te puede dar el recurso más importante que es el del amor de una familia, ese recurso que viene cargado de solidaridad, respeto, cuidados, desinterés, fraternidad y todo lo que ello implica”.

En el final de la carta, Martín asegura que su hermana “no es un problema, el problema es cómo piensa usted señora”.

“Yo me quedo con la bendición de tener a nuestro Ángel llamado Mily con nosotros”, concluye.