La adolescente estuvo seis días en la casa de un amigo en Santa María de Punilla. La familia que la albergó confió en su palabra.

Desde el pasado miércoles 12 de junio, la Policía de Malagueño buscaba a una adolescente que se encontraba desaparecida. Llevaba puesto el uniforme del colegio la última vez que la vieron. Seis días después,apareció sana y salva en la casa de un amigo en Santa María de Punillaluego de un importante operativo de seguridad. La Senaf tomó intervención.

La mamá de la chica reveló a Cadena 3 que en abril había desaparecido tres días y que “es la tercera vez que se escapa”. Aseguró que su conducta hizo preocupar a toda la familia y que estaban todos muy mal al no tener noticias sobre su paradero.

“Hablé con ella y me dijo que no lo iba a hacer más”, indicó tras tener una charla con su hija en la comisaría de Malagueño. Sin embargo, desconoce el vínculo que la une con el chico que estaba.

Por su parte, la familia del amigo de la menor desaparecida se mostró sorprendida con la Policía en su casa de Santa María de Punilla. Según el testimonio de la madre del adolescente, llegó a su casa sola: “Estaba mensajéandose con mi hijo. Se conocieron en una fiesta en Carlos Paz”.

Además, se defendió diciendo que jamás supieron que era buscada intensamente y que “confiaron en la palabra de la nena” porque les había asegurado que su mamá sabía dónde estaba. “Ella me decía que había hablado con la mamá”, detalló y agregó que su hijo tampoco le dijo qué sucedía.