Las cámaras de seguridad de la guardería mostraron cómo una de las niñeras zamarreaba e insultaba a los niños.

Una grave denuncia develó los maltratos que sufrían los bebés que estaban al cuidado en el jardín maternal “Aventuras en Pañales” de la ciudad de La Plata. La mamá de una de las víctimas quedó conmovida luego de ver las cámaras de seguridad de la guardería y mostró su enojo en las redes sociales contra la niñera que zamarreó, golpeó e insultó a su bebé.

Luego de buscar a su hija de cuatro meses del jardín de infantes, Carolina Penzi quedó sorprendida cuando le encontró moretones a su pequeña bebé llamada Pili a mediados de 2018. Por eso, decidió hacer la denuncia y en los últimos días pudo acceder a las cámaras del local que confirmaron el maltrato.

Según publicó la periodista Bárbara García Crespo en el portal MinutoUno, la mamá comenzó a notar irregularidades en la guardería. Primero, le llamó la atención que en los registros decía que su hija había comido, sin embargo, le devolvían la mamadera llena y muy caliente. Luego, se dieron cuenta de que la bebé se negaba a alimentarse: le calentaban la leche a tal punto que terminaba por quemarse. Además, le daban leche de fórmula de otro niño, lo que hacía descomponer a la nena.

Los padres llevaron a su hija alrededor de un mes a esta guardería, ubicada en la calle 40 entre 8 y 9 en pleno centro de La Plata, hasta que un día le encuentran la cara lesionada, roja, con rasguños, y dos hematomas en los brazos. En ese momento, decidieron hacer la denuncia. El caso es investigado bajo la carátula de “lesiones leves” y está en manos del fiscal Marcelo Romero, de la UFI N 6°.

Esta semana, la mamá de Pili publicó en su cuenta de Facebook un duro descargo tras ver las estremecedoras imágenes en las cámaras de seguridad: “Ayer, después de siete meses de angustia, me tocó vivir uno de los días más tristes. Vi el video en donde se ve cómo maltratan a Pili, mi hija, que en ese momento tenía cuatro meses. Me la devolvieron con lesiones en el brazo y el rostro”.

“Es muy cruel y doloroso para mi ver como la sacudió bruscamente, como la sujetó de los brazos con violencia, como la revoleó varias veces golpeando su cuerpito contra el huevito y como en un montón de oportunidades le cubrió su rostro y todo el cuerpo con una manta ejerciendo fuerza con una mano sobre su cara (podría haberla asfixiado), en ningún momento se pudo defender quitándose la manta… sólo tenía 4 meses”, agregó.

“Éste maltrato se vio a lo largo de 4 hs… y nadie hizo nada… nadie escuchó a una beba llorar desconsoladamente, nadie supervisó las cámaras de seguridad, nadie frenó el maltrato de esta bestia que jamás debió estar al cuidado de bebés inofensivos. Quiero que se cierre el jardín para siempre, que los responsables paguen por esto. Espero se haga justicia…”, concluyó Carolina.

Por su lado, la abogada de la familia denunciante, Martina Raffetto, en diálogo con el portal MinutoUno, aseguró que van a solicitar que la caratula de la causa cambie y “se califique como tentativa de homicidio”.

Asimismo, señaló que es probable que se sumen más denunciantes ya que en las cámaras de seguridad también se ve cómo maltratan a otros bebés. “Se ve claramente en las imágenes cómo maltrata y le tapa la cara no sólo a Pili sino también a otros bebés que no tienen más de seis meses en la filmación. Estamos hablando de hechos muy graves y que quizás los padres siguen confiando en esa institución hasta el día de hoy”, agregó Raffetto.

(Fuente: Perfil)