El hombre operaba en Haedo, González Catán y Quilmes. Además, los agentes lograron desbaratar a toda una red de narcotráfico luego de una serie de allanamientos.

Un jefe narco que operaba en las zonas de Haedo, González Catán y Quilmes, que se escondió dentro de un tanque de agua para evadir el allanamiento, fue aprehendido por efectivos de la Policía Bonaerense en el marco de una serie de operativos contra la venta de drogas.

El sujeto fue apresado por la Policía luego de irrumpir en un domicilio de González Catán y hallarlo dentro de un tanque de agua, lugar que el cabecilla narco había elegido para evadir su inminente aprehensión.

Además, los uniformados llevaron a cabo otros allanamientos que permitieron desbaratar toda una red de narcotráfico que operaba en cercanías de escuelas de Haedo, La Matanza y Quilmes y secuestró más de 20 kilos de marihuana, 600 gramos de cocaína y armas de fuego.

La pesquisa se inició hace un mes a partir de una denuncia anónima, y allí tomó intervención el Juzgado Federal número 3, a cargo de Néstor Barral, y la Secretaría número 9, cuyo titular es Leonardo Cano.

La investigación incluyó seguimientos encubiertos, tomas de fotografías y filmaciones realizadas por el Centro de Monitoreo del Municipio de Morón, lo que permitió identificar a los imputados, conocer su modus operandi y llegar a los domicilios donde acopiaban los estupefacientes.

Con esos datos, la Justicia ordenó cuatro allanamientos que fueron realizados en González Catán (La Matanza), uno en la ciudad de Quilmes y el restante en Haedo (Morón). Allí se detuvo a los cabecillas de la estructura criminal y se decomisó 20 kilos de marihuana, 600 gramos de cocaína en una bolsa y unas 30 dosis de esa sustancia fraccionada para la venta, dos armas de fuego, balanzas de precisión y teléfonos celulares, entre otros elementos de interés para la causa.

Además, se incautó un automóvil Volkswagen Bora, color champagne, en el que los narcos se trasladaban para vender los estupefacientes en las inmediaciones de distintas escuelas de Haedo.