Steve Easterbrook fue desafectado tras violar una política interna al sostener una relación romántica consensual con una empleada

El presidente y director general de McDonald’s, Steve Easterbrook, fue despedido tras sostener una relación romántica consensual con una empleada. Easterbrook era director general desde 2015 y el gigante de la comida rápida indicó que demostró falta de criterio.

En un correo electrónico enviado a los empleados, Easterbrook reconoció que sostuvo una relación con una empleada y dijo que fue un error. “Dados los valores de la compañía, estoy de acuerdo con la junta directiva de que es hora de que me vaya”, afirmó Easterbrook.

La junta de McDonald’s votó el viernes en favor de la partida de Easterbrook tras realizar una investigación exhaustiva. Los detalles de su paquete de salida serán hechos públicos el lunes en un documento presentado ante el gobierno federal, de acuerdo con un portavoz de la empresa. También dejará la junta directiva.

McDonald’s no proporcionó detalles sobre la empleada con la que el exdirector sostuvo una relación, y un abogado de él no quiso responder preguntas.

La junta directiva nombró a Chris Kempczinski, quien recientemente fungió como presidente de McDonald’s USA, para que sea su nuevo presidente y director general.