La Policía buscaba un auto tras el crimen del comerciante “Gordo Otto”. Aún no se confirmó si los casos están relacionados.

En uno de los operativos para dar con los responsables del crimen del comerciante de Galería Norte, tuvo lugar una llamativa detención: Melisa Ferraris, de 31 años, cayó junto a un hombre armado y a ambos les encontraron droga.

Todo comenzó con una llamada anónima que reportó la dirección donde habrían visto un Volkswagen Scirocco. En ese auto, al parecer, escapó del tiroteo el hijo del “Gordo Otto”.

Lo cierto es que la Policía llegó al barrio Tejas del Sur 1, en el sur de la ciudad de Córdoba, y si bien no halló el vehículo notó movimientos en el interior de una casa. Al ingresar, vieron armado a César Pagani, de 28 años, quien salió corriendo por el patio.

Al detenerlo a los pocos minutos, le encontraron una bolsa con 160 gramos de presunta cocaína y también hallaron otros 700 gramos que descartó al intentar escapar.

Por su parte, Ferraris, ex esposa de Ulises Bueno, fue detenida en la manzana 15, adonde secuestraron dos frascos con unos 40 cogollos de marihuana.

Aún no se determinó si existe vínculo entre el tiroteo en pleno centro que conmocionó a Córdoba y las personas que fueron detenidas en este operativo.

Vale recordar, además, que Ferraris se separó de Ulises Bueno a principio del 2017, en el marco de un escándalo por el robo en la casa del cantante en un conocido country.