Una mujer de 91 años fue atacada por su perro este sábado y murió en un hospital de Mendoza. El rottweiller la mordió y le arrancó parte de un brazo.

La tragedia ocurrió en una casa mendocina, en la localidad de Maipú donde la víctima se encontraba sola.

Su hijo la encontró con una grave herida en su dormitorio y la trasladó de urgencia, en su vehículo, al centro de salud más cercano. Los médicos le diagnosticaron “politraumatismos varios con amputación traumática del miembro superior derecho”.

Según declaró su familia éste sábado, Clara Sosa estaba sola en el momento que el rottweiler se abalanzó sobre ella y la mordió.

El perro le había arrancado el brazo a la altura del codo, y la víctima tenía además un serio trastorno de conciencia y shock hemorrágico por la pérdida de sangre.

Pese a la inmediata atención médica, la anciana de 91 años falleció en el área de urgencias.