Yuichiro Miura buscaba convertirse en la persona de mayor edad que hiciera cumbre, pero su médico le recomendó descender.

La hazaña no pudo ser. El japonés Yuichiro Miura, de 86 años, tuvo que abandonar su plan de convertirse en el hombre de mayor edaden alcanzar la cima del cerro Aconcagua (6.962 metros de altura). El fin se dio por recomendaciones médicas.

“Esta montaña es todo un reto, pero mucho mayor es intentarlo a mi edad”, había admitido el escalador asiático al llegar a Mendoza. El jueves 10 de enero ya estaba en Uspallata, la localidad cordillerana a 120 kilómetros de la capital provincial, desde donde fue llevado en helicóptero hasta el campamento base de altura Plaza Argentina (4.100 metros).

Después de algunos días de aclimatación, Miura y el nutrido grupo que lo asistía (seis profesionales y expertos en montañismo, dos encargados de logística y comunicación, dos camarógrafos y su hijo Gota, de 59 años) continuaron su camino en busca de la cumbre por el Glaciar de los Polacos, una ruta más técnica.

Una fotos de 2013 en la que se ve a Yuichiro Miura, con 80 años, intentando ascender el Everest. (EFE)

Una fotos de 2013 en la que se ve a Yuichiro Miura, con 80 años, intentando ascender el Everest. (EFE)

El viernes pasado Miura alcanzó un campamento situado a unos 6.000 metros, donde permaneció dos días a la espera de que mejoraran las condiciones meteorológicas para tratar de atacar la cima. Pero el médico Kazue Oshiro le indicó que una estancia prolongada a esa altura era un riesgo para la salud del escalador, quien padece problemas de corazón.

“Biológicamente hablando, esta altitud era el límite para un escalador de 86 años. Tomé la decisión de ordenarle que descendiera de la montaña por una cuestión de seguridad”, indicó Oshiro. “Hizo todo lo que pudo teniendo en cuenta su edad y condición física”, agregó.

“Estaba decidido a escalar la montaña, diciendo por teléfono que se sentía ‘mejor que nunca’. Por eso creo que mi padre es el que está más decepcionado”, comentó la hija de Miura, Emiri, de 58 años.

Según publica la agencia EFE, Miura descendió a otro campamento ubicado a 5.500 metros de altura, fue evacuado en helicóptero desde allí y dijo a sus allegados por teléfono que estaba “convencido de poder alcanzar la cumbre”, aunque decidió cancelar la expedición por orden del médico.

Mauricio Capitani, gerente de la empresa Aconcagua Visión, que está a cargo de la logística del ascenso, aseguró que más allá de las recomendaciones médicas, Miura no continuó por decisión propia. “No durmió bien por el viento”, explicó el especialista, quien además indicó que este lunes “nuestros guías hicieron cumbre con Gota y el resto del equipo”.

Miura, que había alcanzado la cima del Aconcagua en 1985, es toda una celebridad en el deporte extremo. En 1970 bajó esquiando el Everest, hazaña que quedó registrada en un documental que le valió un premio Oscar.

Escalar el Aconcagua con 86 años era, según sus propias palabras, “el último desafío” de su larga carrera como esquiador, que lo llevó a las cimas más altas de la Tierra y lo convirtió en la persona más longeva en coronar el Everest en la cordillera del Himalaya, con 80 años.