Se trata del jugador Ignacio Irañeta a quien se lo acusa de abuso sexual gravemente ultrajante. Está en libertad tras haber pagado una caución de $500.000.

El delantero de Independiente Rivadavia de Mendoza Ignacio Irañeta fue imputado por haber abusado sexualmente de una nena de 3 años.

El jugador se presentó este martes ante la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual y fue notificado de la imputación por “abuso sexual gravemente ultrajante”. Durante su indagatoria se negó a declarar pero seguirá el proceso en libertad tras haber firmado una caución de $500.000.

Tras la audiencia, quedó sin efecto el pedido de captura que recaía sobre él pero no podrá abandonar la provincia ni el país.

El fiscal del caso, Gustavo Stroppiana, había pedido a mediados de enero la detención del jugador, medida que fue apelada por el abogado defensor de joven ante el Tribunal Penal Colegiado 2, que hizo lugar al pedido.

La denuncia contra el jugador la hizo la mamá de su sobrina el 2 de enero. La mujer aseguró que el jugador había abusado de la nena que tiene tres años. Se espera que en febrero se realice la Cámara Gesell a la víctima y las pericias psiquiátricas al imputado.

Fuente: Minuto1