Lo hizo la fiscal Claudia Ríos, tras corroborarse el ADN positivo en muestras de sangre encontradas durante un allanamiento en su domicilio

La fiscal Claudia Ríos imputó este sábado al hijo y sobrino de las hermanas israelíes desaparecidas desde hace dos semanas en Mendoza por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” en relación a la mamá y “homicidio simple” a la tía, mientras allanan nuevamente el domicilio del hombre en busca de los cuerpos, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Nicolás Gil Pereg, de 36 años, quien había sido detenido en la tarde de ayer, en el marco de la causa que investiga la desaparición de su madre Pirhya Sarusi y su tía Lily Pereg.

La imputación surgió, “luego que se corroborara el ADN positivo de muestras de sangre halladas durante el allanamiento de la semana pasada en su domicilio por una perra preparada para hallar sangre humana”, explicó Ríos a la prensa.

“Tenemos pruebas suficientes, además de la cámara del CEO que filmó cuando los tres se trasladan hacia la parada del colectivo y arriban el sábado 12 a la mañana al domicilio del hijo, pero después no se ve la salida, lo que da a entender que las personas han permanecido en el lugar”, añadió.

Pereg ya fue trasladado a la penitenciaria provincial y será sometido a examen físico y psíquico, porque según la fiscal, “amenazó con quitarse la vida”.