Un presunto caso de abuso sexual a una niña conmociona a Mendoza y a todo el país. Cómo confirmaron la sospecha los médicos.

En la siesta del sábado 8 de junio la madre de una nena de 4 años llevó su hija al Hospital Fleming por un cuadro febril y porque la niña le decía que no se sentía bien.

Tras una revisión de rutina, los médicos constataron signos compatibles con un abuso y le pidieron un análisis de orina. El resultado del examen fue revelador: en el líquido analizado encontraron espermatozoides.

Luego los profesionales ordenaron la internación de la niña y la pediatra que la atendió denunció el terrible hallazgo ante la Justicia, en la Oficina Fiscal 1 de Mendoza.

Inmediatamente el Fiscal Gustavo Del Giusti pidió la detención de un hombre mayor de edad, que formaría parte del entorno íntimo de la niña.  Mientras se investiga el terrible hecho, la nen seguirá internada en el Hospital custodiada por policías de la División de Delitos contra la Integridad Sexual de la provincia.