El hecho aberrante ocurrió en un camping de la localidad balnearia y los acusados fueron detenidos

Una adolescente de 14 años fue violada en un camping de la localidad balnearia de Miramar y cinco hombres quedaron detenidos acusados del aberrante hecho.

El ataque se habría producido en la madrugada de este martes en el complejo turístico “El Durazno”, sobre el kilómetro 1 de la Ruta 11, donde la menor había ido a pasar el fin de año junto a su familia, todos oriundos de Mar del Plata.

Según la denuncia que los padres de la adolescente formularon en la Comisaria de la Mujer de General Alvarado, en algún momento de la noche notaron que la chica no estaba y comenzaron a buscarla dentro de las instalaciones.

Más tarde, la encontraron en una carpa ubicada en otro sector del balneario, rodeada de los agresores, que poco después fueron detenidos y quedaron alojados en la alcaldía penitenciaria de Batán.

Los cinco sujetos, también oriundos de Mar del Plata, fueron imputados por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado.

En el caso intervino la fiscal Florencia Salas, de la UFI Descentralizada de Miramar, quien a partir de los resultados de las primeras pericias y exámenes médicos, ordenó las detenciones.

Los acusados son Lucas Leonel Pitman (21), Tomás Agustín Jaime (23), Juan Cruz Villalba (23), Mariano Manuel Díaz (23) y Roberto Fabián Costa (21), al igual que la víctima y su familia, todos oriundos de la ciudad de Mar del Plata.

El grupo de cinco amigos recorrió en la Traffic blanca que Díaz usa para realizar fletes los 46 kilómetros que separan Mar del Plata de Miramar, para recibir el 2019 brindando juntos. Como muchos marplatenses en esta época del año, habían decidido cambiar una ciudad invadida por el turismo y el ruido por un plan alternativo.

Pasaron la noche de Año Nuevo en el camping El Durazno, de Miramar, ubicado en el kilómetro 1 de la Ruta 11, un complejo tradicional de la ciudad costera, con precios accesibles, bungalows, parrillas y una pileta, que vieron como el lugar ideal para pelear contra el calor sofocante de las últimas horas de diciembre.
PitmanCosta y Díaz acostumbraban a hacer surf juntos. Díaz además se desempeña como guitarrista de la banda de reggae RM2 y es el dueño de la Traffic blanca en la que el grupo había viajado desde Mar del Plata a Miramar y que quedó estacionada junto a la carpa donde habría ocurrido la violación.
Algunos de los involucrados, además, habían sido jugadores de rugby en el club Biguá, de Mar del Plata, una institución con más de 67 años de historia en La Feliz. Pitman, que estuvo en sus filas y se declaraba fanático del equipo, también había realizado al menos el curso para ser guardavidas en La Feliz.