La víctima tiene 11 años y contó que había sido atacada en reiteradas oportunidades. El agresor quedó detenido.

Un ruido extraño en la madrugada puso fin al calvario de una nena de once años que era violada por su padre. El hecho ocurrió el fin de semana en una vivienda de Posadas y el abusador fue detenido unas horas después, cuando todavía deambulaba por el barrio donde vivía y cometió los ataques sexuales.

La mamá de la nena contó que el sábado a la madrugada se despertó al escuchar un ruido dentro de la casa, motivo por el cual decidió levantarse sigilosamente, ya que sospechaba que podría tratarse de ladrones.

Sin encender las luces se dirigió en un primer momento a la habitación de su hija menor y con sorpresa constató que su cama estaba vacío. Casi automáticamente enfiló hacia un tercer dormitorio, donde habitualmente descansa su pareja.

Apenas abrió la puerta y en medio de la penumbra notó que el hombre de 42 años y padre de sus hijas, estaba desnudo, y abusando sexualmente de menor de las hermanas.

La nena contó luego que su padre la despertó en la madrugada y como en otras oportunidades, la obligó a dirigirse a su habitación, donde cometía las violaciones.

Según el relato de la nena, su papá le decía que no debía contar nada de lo que sucedía porque eso molestaría a su madre. En medio de una crisis nerviosa, la nena le contó a su mamá que había sido abusadas en reiteradas ocasiones.

El abusador habría intentado evitar que su pareja haga la denuncia, pero como la mujer se mantuvo firme en su decisión, terminó dándose a la fuga.

Al amanecer, la madre de la víctima radicó una denuncia y el juez de Instrucción César Yaya ordenó la detención del acusado. El hombre fue hallado en la calle, a pocas cuadras de su vivienda.

Ahora la Justicia dispuso que la víctima declare en Cámara Gesell para conocer más detalles de la conducta de violador. Además, los peritos decomisaron algunas prendas de la víctima y las sábanas de la cama donde se produjo la violación, para realizar una serie de pruebas, dijeron voceros judiciales.

El acusado, que está en pareja con la mujer desde hace 23 años, quedó alojado en una comisaría y el miércoles será indagado.

Fuente: Clarín