Hugo Cabrera, que encabezó la lista de Juntos por el Cambio, cosechó apenas 59 votos pero le alcanzó para recuperar su banca

Hugo Cabrera, un concejal radical de la pequeña localidad de Mártires, en el sur de Misiones, volverá a renovar su banca. Esto sería algo normal, si no fuese porque el hombre protagonizó varios escándalos: se fotografió semidesnudo rodeado de billetes en una cama y fue denunciado, en varias oportunidades, por violencia de género.

Cabrera encabezó la lista de candidatos a concejales de Juntos por el Cambioy apenas cosechó 59 votos, aunque le alcanzaron para recuperar su banca en el Concejo Deliberante.

El edil tomó protagonismo en 2017 cuando inició una batalla con el intendente, molesto porque sus pares habían hecho lugar a un recorte del 40% de la dieta. En ese entonces, fue muy criticado e incluso hubo personas que aseguraron que solo estaba dentro del Concejo para cobrar.

En este contexto, Cabrera se tomó la fotografía semidesnudo y se la dedicó “a todos los inteligentes que me mandaron a trabajar”. Y agregó “sólo muestro para los que aseguraban que mi reclamo era por la plata, no sé si alguno saven (sic) sumar, tengo algo de capital”.

A esto se le suma una denuncia de una joven que era su pareja, quien aseguró que Cabrera la golpeó, incluso estando embarazada.

Pero no fue el único escándalo que protagonizó. En 2017, se encadenó en el portal de acceso al pueblo e inició una huelga de hambre para advertir sobre supuestos manejos irregulares en el municipio. “Yo estoy haciendo un reclamo más amplio para saber en qué se invirtieron los fondos”, se justificó en su momento.