Una chica, de 14 años, le salvó la vida a un joven, de 23, que se descompensó durante una reunión familiar en la localidad de Morteros.

El muchacho se había desvanecido mientras comía y dejó de respirar ante todos sus familiares. Julieta Ponce, regresaba de una maratón con una amiga cuando pasó por el frente de una vivienda y encontró a una mujer llorando y pidiendo ayuda.

“Pensé que era una pelea, pregunté qué estaba pasando y me dijo que su sobrino estaba empezando a convulsionar y yo fui y le di primeros auxilios”, contó la protagonista de esta historia a Cadena 3.

Franco Ghirardoti, (foto) el joven de 23 años  que recibió primeros auxilios por parte de Julieta Ponce tras desvanecerse, en declaraciones a Radio Centro Morteros, dijo “Cuando me di cuenta me estaba cayendo y desde ahí no recuerdo más nada, y lo próximo que recuerdo es que estaba entrando al Hospital”, aseveró Franco

Franco agregó: “traté de mantener la calma, para no entorpecer el trabajo de ellos (por el personal del Hospital”.

El joven contó además que no hasta el momento una certeza de lo que le sucedió: “puede ser por el cansancio, por la acumulación de varias cosas”.

“Me dijeron que ella (por Julieta) sostenía mi mano y yo le respondía”, comentó Franco recordando el momento en el que recibía primeros auxilios.

Además, agregó que luego tomó contacto con la joven de 14 años para agradecerle: “las palabras no alcanzan”, aseguró.

La menor adquirió sus conocimientos en una charla que le dieron en el Colegio 286 de Morteros.