Ocurrió en la ciudad de Concepción. Uno de los delincuentes acabó gravemente herido, mientras que su cómplice logró escapar.

Una mujer persiguió con su auto a dos motochorros que le habían sustraído su teléfono celular y los arrolló a las pocas cuadras.

Como consecuencia del incidente, la víctima del robo acabó con una crisis de pánico, mientras que uno de los delincuentes, de 17 años, terminó gravemente herido.

Según reveló el medio local BLL, el cómplice logró escapar y era intensamente buscado por la policía.

Los agentes encontraron el teléfono robado en el patio de una casa cercana al lugar del incidente.