Laura Cielo López tenía 18 años. Los vecinos de Plottier se manifestaron anoche para pedir justicia.

Dos pescadores de la localidad neuquina de Plottier que recorrían la zona de espigones del río Limay se toparon este domingo con el cuerpo descuartizado de Laura Cielo López. La adolescente, de 18 años, estaba desaparecida desde el jueves.

Mientras se esperan los resultados de la autopsia para determinar cómo se produjo el crimen o las causas de la muerte de la víctima, un grupo de vecinos se reunió anoche en la Plaza San Martín para pedir justicia y avances en la investigación.

La última vez que vieron a Laura fue el jueves 12 de septiembre a la noche, cuando salió de su casa. Nunca más supieron de ella y como no volvía su familia denunció la desaparición el sábado a primera hora en la Comisaría Séptima de la ciudad.

La incertidumbre se mantuvo hasta ayer pasado el mediodía, cuando los pescadores alertaron a la policía sobre su macabro hallazgo. “Las partes quedaron trabadas en un área del Río Limay, donde no hay correntada”, afirmaron. Según publicó La Mañana de Neuquén, los peritos encontraron algo de ropa detrás de unas rocas, cerca de donde aparecieron los restos.

“Estamos hartas y no vamos a parar de salir a las calles hasta que dejen de asesinarnos. Lamentablemente nuestra localidad no está exenta de las violencias machistas y es necesario visibilizarlas”, manifestaron a través de un comunicado en las redes sociales agrupaciones feministas. El colegio secundario al que la víctima asistía en el turno noche informó que mantendrán las puertas cerradas por duelo durante el día de hoy.