La terna arbitral fue amenazada además por el entrenador, que fue sancionado con 15 partidos.

“Cuando terminó el partido se nos acercó el ‘2’ (por Emiliano Doglioli) y nos empezó a decir de todo, a mí me apuntaba con el dedo y me increpaba casi cara a cara. Que éramos un desastre, su hermano nos decía cagones. Cuando al fin se iba, el defensor se da vuelta y me dice ‘anda a lavar los platos’, acompañando el gesto con la mano”, reveló Agustina Faundez, una jueza asistente de la Liga de Fútbol de Neuquén.

El hecho ocurrió en el partido entre Unión Vecinal y Villa Iris. “A mí el técnico (por Guillermo Doglioli), que entró a patotear al vestuario, me apuntó con el dedo y me dijo ‘si te encuentro en la calle, te mato’. Estamos desamparados y hay que hacer las cosas como corresponde, incluso por protocolo. Por eso, si bien no temí por mi vida porque uno ya está curtido en esto, hicimos la denuncia en la Comisaría 17”, relató el árbitro del encuentro, Emiliano Peralta.

Debido a estos actos, según publicó La Mañana de Neuquén, los hermanos fueron duramente sancionados por el Tribunal de Disciplina. El futbolista (Emiliano) recibió 10 fechas de suspensión y el DT (Guillermo) estará afuera por 15 partidos.