En medio de una tormenta, el buque sufrió una media con más de 1300 personas a bordo. Varias fueron rescatadas con helicópteros.

Momentos dramáticos vivieron las casi 1400 personas que viajaban a bordo cuando el crucero “Viking Sky” sufrió una severa avería en sus motores el sábado, cerca de las costas de Noruega, lo que obligó a la tripulación a hacer un llamado de socorro.

En medio de una tormenta, el crucero avanzaba sin rumbo hacia las aguas costeras donde hay arrecifes, en la región de Møre og Romsdal, en el oeste de ese país europeo.

Las imágenes del interior del “Viking Sky” muestran las fuertes sacudidas que hacían caer cosas del techo mientras los pasajeros intentaban mantener la calma.

Las imágenes de la pesadilla que vivió el crucero que quedó a la deriva con más de 1300 personas a bordo

En otros vídeos se ve a decenas de pasajeros esperando su evacuación con sus chalecos salvavidas. “Ahora evacuan en helicóptero a mi padre de 83 años“, escribió Ryan Flynn en Twitter, junto a imágenes de un helicóptero levantando en vuelo.

Finalmente, este domingo el buque retomó la navegación por sus propios medios y se dirigía hacia el puerto de Molde. Por eso, los servicios de socorro suspendieron las espectaculares operaciones de evacuación por helicóptero que según las últimas cifras permitieron llevar a tierra firme a 460 de las 1.373 personas que había en barco. Diecisiete de ellas fueron hospitalizadas.

Las operaciones de rescate se vieron complicadas por el mal tiempo y la edad avanzada de muchos de los pasajeros, que según la policía son en su mayoría estadounidenses o británicos.