El detenido tenía a su ex-pareja atada, vendada, amordazada y amenazada en Carlos Paz.

El hecho ocurrió en la medianoche del jueves en Villa Carlos Paz, en un complejo habitacional de calle Catamarca, cuando un hombre de 38 años fue detenido con varias armas blancas en su poder, todo ensangrentado y amenazando con matar a su pareja.

La policía llegó al lugar luego de la denuncia de unos vecinos al escuchar ruidos y gritos violentos en el departamento. Tuvieron que ingresar con una escalera fijada en una ventana del edificio. Al entrar la mujer estaba atada de pies y manos y amordazada. El hombre abrió una de las puertas del departamento todo ensangrentado y con un cuchillo en la mano gritaba: “Pegame un tiro, pegame un tiro porque sino la mato”.  Un móvil de El Doce estuvo en Carlos Paz. 

Además, estaba con guantes de látex en sus manos, y al ingresar la Policía tenía un cuchillo sobre su propio pecho amenazando con clavárselo. 

Después de detenerlo, comenzaron a registrar la casa que estaba llena de sangre y en una habitación estaba la mujer, la cual sería su expareja, y la encontraron atada de pies y manos con cinta de embalar, vendada en los ojos y con una media pegada con cinta en su boca. Además, tenía varias lesiones, hematomas y gran parte de su cuerpo ensangrentado.

La víctima fue trasladada al hospital Gumersindo Sayago de Carlos Paz y luego al Sanatorio Allende.

Entre las pertenencias del hombre había una mochila con una botella de alcohol etílico, una de vodka, un destornillador, dos cuchillos y una cuchilla de mayor tamaño, agua oxigenada, cinta hipoarlgénica, dos cajas de preservativos, guantes de látex y un encendedor.

Ahora, la fiscalía a cargo de la investigación deberá determinar si la mujer había denunciado por violencia familiar al detenido y si estaba drogado o alcoholizado al momento del arresto.