Las imágenes del pequeño estudiando bajo la luz de un poste de alumbrado público se difundieron en las redes sociales.

Las imágenes de un nene de 11 años tirado sobre la calle en plena noche escribiendo en un cuaderno bajo la luz de un farol dio la vuelta al mundo. La familia del pequeño que vive en Perú, Víctor Martín Angulo, no podía pagar la factura de la luz, por lo que el menor no tuvo más opción que hacer las tareas del colegio en estas condiciones tan precarias. Una historia que conmovió a un empresario árabe, Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak, de 31 años.

El hombre decidió volar hasta Moche (Perú), localidad donde vive el niño, para conocerlo en persona y, después, visitar Cusco y Machu Pichu. Al comprobar la situación de pobreza en la que se encontraba la familia de Víctor, no sólo se comprometió a construirle una nueva casa y ayudar a su madre a emprender en un negocio, sino también a invertir en la escuela en la que el pequeño cursa Primaria, según informan varios medios de Perú.

El niño vive en Perú y hacía la tarea abajo del alumbrado público.

El niño vive en Perú y hacía la tarea abajo del alumbrado público.

La imagen del niño que se hizo viral.

La imagen del niño que se hizo viral.

El hombre, que asegura que también procede de una familia humilde, espera que este acto altruista sirva para que el nene tenga un futuro mejor. Asimismo, explicó que la única cosa que le pidió al pequeño a cambio de su ayuda es que sepa valorar el esfuerzo y respete mucho a su madre.

Rosa, la madre de Víctor, contó cómo al pequeño le costó asimilar lo ocurrido. “Él seguía pensando ‘¿cómo pueden venir a verme personas de otro continente?’”, dijo. Rosa también se mostró muy agradecida de que Mubarak haya visitado su hogar y le haya ofrecido su ayuda “porque nadie lo hace”. Por su parte, el empresario prometió que volverá en diciembre a Moche para ver la nueva casa del niño y compartir un almuerzo con la familia.

Victor, el pequeño peruano que se hizo viral.

Victor, el pequeño peruano que se hizo viral.

Fuente: La Vanguardia