La historia comenzó en Santiago del Estero y terminó en Manuel Alberti. Fueron detenidas las personas que “compraron” a la criatura y buscan a los líderes de una banda que capta a personas en estado de vulnerabilidad.

Una beba de 9 meses fue rescatada tras ser vendida por su madre, en una investigación que se extendió durante varios meses y que tuvo su punto de inicio en la provincia de Santiago del Estero, para terminar en la localidad bonaerense de Manuel Alberti. Por el hecho, fueron detenidas las personas que “compraron” a la criatura, mientras se intenta ubicar a los responsables de una organización criminal que se especializa en captar a personas en estado de vulnerabilidad para luego realizar oscuros “negocios” con los bebés.

De acuerdo a lo que trascendió, los detenidos hasta el momento son un hombre y su madre, tras una serie de allanamientos realizados el jueves último en la mencionada localidad del partido de Pilar.

“Tras una denuncia realizada en la provincia de Santiago del Estero, la División Trata de Personas de la policía de esa provincia allanó varias casas y dio con la mujer, la beba y el supuesto comprador que ya la había anotado como su hija”, señaló el portal Pilar a Diario.

Lo cierto es que la investigación comenzó cuando la familia del padre biológico, que al igual que la madre son de un paraje del Departamento de Moreno, ubicado al noroeste de Santiago del Estero, denunció la desaparición de la niña.

Según indicaron fuentes de la investigación, tras separarse de su pareja, en marzo último, la joven les negaba a él y a su familia tener contacto con la beba y de repente dejaron de ver a ambas.

Las mismas fuentes remarcaron que el comportamiento de la chica fue sospechoso para la familia del joven, que rápidamente acudió a la Justicia. Después de reunir numerosos elementos de prueba, el fiscal santiagueño que entiende en la causa, Ángel Belluomini, solicitó las órdenes de detención para los dos sospechosos y fue la jueza de Control y Garantías de esa provincia, María Pía Danielsen, quien aceptó el pedido. Así fue que, con ayuda de subdelegación deInvestigaciones de Pilar, los agentes santiagueños llegaron al distrito y requisaron las viviendas ordenadas, con la colaboración de la dirección de Niñez, Adolescencia y familia.

En una casa encontraron a la beba, que ya tenía un documento con otra identidad. Además, se encontraban en la vivienda los sospechosos, “una mujer identificada como Luciana A. y al acusado Nelson J., cuyo apellido le había sido puesto a la niña”, se indicó en el portal. Tanto la madre como el acusado quedaron aprehendidos por la policía, que en principio, según las fuentes la Justicia caratuló el caso como “supresión y suposición del estado civil” de la pequeña, en lo que sería una entrega irregular de la niña. Mientras que comenzaron a tramitar de inmediato el traslado de ambos a Santiago del Estero, desde donde intentan descubrir cómo se contactaron los acusados.

En ese sentido, investigan las redes sociales e incluso no descartan que haya una tercera persona que haya hecho de nexo para contactarlos y que le facilitara a la madre llegar hasta Alberti. Las fuentes de la investigación aseguraron que Nelson J. tiene una familia constituida en Manuel Alberti, por lo que se trataría de una adopción irregular, que para los investigadores es la venta de la pequeña. Asimismo, se sabe que la madre entregó a su bebé tras viajar desde el Departamento de Moreno en Santiago del Estero hasta Manuel Alberti.