Un matrimonio de Florida adoptó una original solución para evitar que su hijo se perdiera al volver a casa.

Nancy Nemhauser y Lubomir Jastrzebski, de Mount Dora, Florida, Estados Unidos, contrataron en 2017 al artista Richard Barrenechea para que pintara todo el exterior de su hogar como el cuadro “La noche estrellada”, una de las obras más famosas del pintor holandés Vincent Van Gogh.

En julio de ese año, el ayuntamiento de Mount Dora les dijo que el mural violaba el código de señalización de la ciudad y que podía ser una distracción para los automovilistas.

Les pidieron que lo borraran y les pusieron una multa de US$10.000.

Libertad de expresión

La madre, por su parte, demandó al ayuntamiento por violar el derecho de la familia a la libertad de expresión y argumentó que la pintura tenía como objetivo ayudar a su hijo, que es autista, a regresar a casa.

El hijo, de 25 años, tiene “fascinación por Vincent Van Gogh”, reporta el periódico The Washington Post.

“Al menos al mencionar la casa de Van Gogh, la gente podría ayudarlo (a ubicarse)”, dijo Nemhauser a la agencia de noticias Reuters.

La casa se ha convertido en una pequeña atracción turística.

El martes, el Concejo Municipal de Mount Dora acordó por unanimidad anular la multa, permitir que la obra de arte se quedara y, como parte de un acuerdo, pagar a la familia US$15.000.

Además, el alcalde de la ciudad, Nick Girone, pidió disculpas públicas a la pareja y dijo que su ciudad tiene una larga historia de apoyo para los artistas.

El artista local Richard Barrenechea, autor del mural, celebró la noticia en su cuenta de Twitter.

La casa se ha convertido en una pequeña atracción turística en la ciudad, que se encuentra a unos 40 kilómetros al noroeste de Orlando.