En Oruro, una joven artista plástica local retrató a la Madre de Dios en ropa interior. La Iglesia reaccionó.

La Iglesia católica boliviana y las autoridades regionales del departamento de Oruro reaccionaron con enojo contra una joven pintora local que retrató una imagen de la virgen María en tanga y anunciaron jornadas de desagravio contra la patrona y juicios contra la autora.

El obispo de Oruro (oeste), Monseñor Cristóbal Bialasik, presidió “la oración de reparación para pedir perdón a la Madre de Dios por la imagen blasfema que la pintora Rilda Paco hizo de la Virgen del Socavón”. Además, se anunciaron servicios y procesiones de carácter religioso y cultural, según informes por separado de la alcaldía de la ciudad andina de Oruro.

‘Tenemos que perdonar a esta supuesta pintora’, expresó Bialasik, en la homilía. ‘Los orureños tenemos una devoción particular hacia nuestra madre, por ese motivo no podemos quedarnos así, el cambio comienza en cada uno de nosotros, tenemos que perdonarnos y perdonar a esta supuesta pintora’, agregó.

La joven pintora Paco retrató con una prenda de vestir íntima de color rojo una imagen de la Virgen del Socavón, patrona de Oruro y a quien le dedican el festival religioso más grande del país, durante el carnaval. La fiesta es, además, patrimonio de la Unesco.

La artista, a quien canales de televisión la mostraron repartiendo dibujos en hojas de papel en puertas de iglesias, dijo que su fin era mostrar su malestar por el uso que los devotos católicos le dan a la virgen, pues la usan -dijo- para justificar sus borracheras. Además, las mujeres danzan con faldas cortas y se convierten en un objeto sexual. Insistió que su fin no era provocar a la fe católica.

El alcalde de Oruro, Edgar Bazán, ordenó por separado interponer una querella contra Rilda Paco, “por ser la autora de un cuadro que desvirtúa la esencia de la religiosidad y fe hacia la Virgen del Socavón”.

Artistas e intelectuales mostraron su solidaridad con la autora, señalando que se censuraba la libertad de expresión en Bolivia.