Se trata de Sebastián Leiva, quien es hijo del fiscal Jorge Leiva, quien desestimó el caso por presunta coima en los gasoductos troncales relacionada con el Lava Jato.

Una nueva polémica reaparece en la Empresa Provincial de Energía de Córdoba, luego de que este lunes, el diario La Voz revelara que el hijo de un fiscal provincial que investigó y desestimó una denuncia contra el Gobierno por presunta corrupción fue nombrado con un cargo en este ente autárquico en diciembre de 2017, y cobra un sueldo superior a los 120 mil pesos.

Se trata de un cargo jerárquico nuevo, creado especialmente, al hijo del fiscal de la Cámara de Acusación Jorge Leiva, quien recientemente resolvió a favor del Gobierno de Córdoba la acusación de presuntas coimas por parte de empresas brasileñas para la obra de los gasoductos troncales.

Jorge Sebastián Leiva, de 39 años, ingresó a Epec el 11 de diciembre de 2017 con el cargo de jefe de departamento de sistemas de gestión, de la gerencia de generación. Es un cargo que no existía.

Los datos fueron confirmados oficialmente a La Voz por Epec y por el Ministerio Público, donde aceptaron que se trata del hijo del fiscal que ocupa un lugar clave en los tribunales cordobeses.

Leiva hijo cobra un sueldo bruto de 129 mil pesos, 90 mil pesos de bolsillo.

Como punto de comparación, el gobernador Juan Schiaretti cobraba, a diciembre de 2017, un salario bruto de 138.984 pesos.

Empleados de la empresa estatal, que hablaron a condición del anonimato por “temor a represalias”, destacaron a ese medio que los cargos de jefe de departamento son puestos de carrera y que el nombramiento del hijo del fiscal fue muy inusual.

La designación de Leiva hijo con un alto sueldo se produce al mismo tiempo que el gobierno de Schiaretti lleva adelante una lucha para reducir costos en Epec.