La abogada de la víctima denunciante difundió el testimonio que una mujer de identidad reservada que sería familiar del futbolista le brindó y que avalaría la condena del ex Independiente

Una mujer, que asegura ser familiar directa de Alexis Zárate, dijo que el futbolista le confesó que violó a la joven Giuliana Peralta, hecho por el cual fue condenado a seis años de prisión.

La confesión fue difundida por la abogada de PeraltaRaquel Leyenda, y se encuentra en un video en el que la mujer, una testigo de identidad reservada, pide “justicia” por la joven abusada.

Con acento cordobés, provincia de donde es oriundo el ex lateral de Independiente y Temperley, la mujer señaló que en un primer momento se enteró de cómo había sido el hecho porque un familiar le dijo que “Alexis se mandó una cagada”.

A continuación, su testimonio completo:

“Hola, me presento. Soy familiar directa, de sangre y emocionalmente de Alexis Joel Zárate Maldonado. A quien ustedes conocen como Alexis Zárate, doblemente acusado por abuso sexual. Quiero contarles mi verdad, solo porque soy mujer, porque tengo una hija mujer y porque no soporto más la mentira. Quiero ser concreta y breve, voy a contar solo lo necesario. Primero cómo me enteré, el mismo día que pasaron los hechos. Me enteré por una persona (otro familiar directo) que me dijo “El Alexis se mandó una cagada”. Y yo dije “¿Qué pasó?”. “Abusó de una minita y estamos esperando que sea mayor de edad porque si no estamos hasta las bolas”, me dijo. Esas fueron las palabras que yo escuché. Y que su papá (haciendo referencia al padre de Zárate) estaba viajando para solucionar el tema [realiza comillas con las manos] lo más rápido posible a Buenos Aires”.

“Pasó el tiempo, nosotros estábamos incomunicados con Alexis y vuelve su papá. Cuando volvió, estaba en otra situación con otras personas, que no importa quienes son, armando la estrategia de que iban a decir y qué es lo que teníamos que decir todos acá. Que él (refiriéndose a Zárate) entró a la pieza a buscar un cargador, que ‘la minita’ lo llamó con el dedo y que lo invitó a la cama. Que en el boliche también se le había tirado. Si no recuerdo mal, porque yo también estaba pasando un momento muy doloroso de mi vida. Bueno, después de eso también estaban rogando que todos declararan a favor de Alexis, para cerrar todo rápido, lo cual no pasó con Benítez. Benítez dijo lo que su abogado dijo que dijera y, claramente se ganó, en este mundo machista, la palabra traicionero. Porque es preferible que te digan traidor a que te digan que sos cómplice por tapar un hecho tan aberrante como el abuso”.

“Después, cuando Alexis volvió a su pueblo natal, en otra situación también complicada, familiar, quedamos los dos solos y ahí le pude preguntar. Le dije: “Alexis por favor contame que pasó esa noche, mirándome a los ojos, porque él sabía que no me puede mentir a mí, (solloza) no importa por qué pero él no me puede mentir. Ahora no sé porque no sé quién es. Y él me dijo que entró a la pieza, que estaban los dos (refiriéndose a Giuliana Peralta y Martín Benítez) ahí durmiendo y que se la culió, así esas fueron las palabras, me la culié y cuando terminé, la mina empezó a gritar “¿Qué hiciste?, ¿Qué hiciste?”, la loca, la mina, porque no sabía el nombre hasta la denuncia y que él quedó así como shockeado porque la mina había empezado a gritar. Entonces me estaba diciendo que realmente abusó de Giuliana, no es ni la minita, ni la putita, ni la botinera, Giuliana, es la víctima”

“Pasó muchísimo tiempo y yo estoy muy arrepentida, pero muy arrepentida de haber hablado tarde. Es muy difícil mi parte poder decir esto, solamente los que me conocen saben cuánto estoy pasando por esto.”

“Al fiscal le quiero hacer una pregunta: ¿Qué más necesita? ¿Cuántas mujeres violadas más necesita para meter a un abusador preso? No entiendo, nadie lo entiende (solloza). Ustedes allá (haciendo referencia a Buenos Aires) creen una cosa, acá se cree otra. Se cree que es buena persona. Yo ya no puedo entender más nada. O sea que si violan a mi hija, cualquiera puede estar libre, se puede ir del país o le ponen solamente una restricción y nada más. Así que lo único que voy a pedir es JUSTICIA POR GIULIANA. Perdón Giuliana, perdón a tu familia. No me va a alcanzar la vida para pedirte perdón, por haber defendido a alguien que no tendría que haber defendido. Y espero que todos los abusadores vayan presos. Los abusadores tienen que ir presos. La verdad no ofende, la verdad defiende y callarse hace muy mal. No tengo más nada para decir”.