Accedió a realizar una transferencia bancaria luego de que los delincuentes se comunicaran con ella y le prometieran interesantes condiciones laborales. La mujer buscaba trabajo para una familiar.

Laura estaba navegando por sus redes sociales e ingresó a Marketplace, la plataforma que Facebook brinda a sus usuarios para comprar y vender artículos y ofrecer servicios.

Allí encontró una publicación que proponía una jugosa oferta laboral. “Emprendimiento para trabajar desde casa 2 o 3 horas por día. Mínima inversión de $540. Excelentes ganancias. ¿Te sirven 12 mil pesos por semana?”, escribieron y agregaron números de teléfono para contactarlos.

 

La mujer vio que otras personas habían realizado comentarios y pidió que le envíen información. Horas después, le llegó un mensaje privado en donde le solicitaron que se comunique por WhatsApp.

Intercambiaron varios mensajes y los estafadores le dieron más precisiones que lograron convencerla: le dijeron que ganaría 3500 pesos por semana a cambio de armar mil cajas. El único requisito que le pidieron fue realizar un depósito de 540 pesos como garantía.

La víctima sospechó desde un primer momento. Pero una familiar se quedó sin trabajo y accedió a hacer la transferencia, con la esperanza de que sea una buena oportunidad laboral para ambas.

 

Sin embargo, tras enviar el dinero al CBU que le indicaron, los delincuentes dejaron de responder y no atendieron ninguna llamada. Durante la conversación, quien escribió se identificó como Romina Núñez y aseguró que su empresa estaba ubicada en Río Cuarto, sobre calle Hipólito Irigoyen.

“Lo cuento para que no le pase a otra persona”, reveló la cordobesa de 34 años en diálogo con ElDoce.tv. Además del escrache en las redes sociales, también hizo una denuncia formal en la policía.