Fue en un campo de la Chucul. José Arese, de 71 años, alcanzó a avisar a su hija. Fue encontrado sin vida, a unos 25 metros de una Fiat Strada.

Un riocuartense de 71 años falleció en la tarde de ayer en un establecimiento rural de Chucul, aparentemente de un infarto al observar cómo se incendiaba su camioneta.

El lamentable hecho se registró en la tarde de ayer en medio de un lote de maní, en un campo ubicado a unos 5 kilómetros al este de la localidad de Chucul.

José Antonio Arese, con domicilio en Banda Norte, alertó a su hija que la pick up Fiat Strada se estaba incendiando y durante la conversación la llamada se cortó.

La mujer, de 46 años, inmediatamente se llegó hasta el campo y observó a su padre sin signos vitales a unos 25 metros del lugar donde estaba totalmente incendiada la camioneta.

La mujer llamó a los bomberos de Las Higueras, quienes llegaron al lugar para completar la tarea de controlar el fuego.

Arese sufría problemas de presión alta, por lo que se especula que podría haber sido la causa de su deceso, ya que en el cuerpo no hay rastros de haber sido alcanzado por las llamas.

La causa es investigada por el fiscal Daniel Miralles, quien dispuso la realización de las pericias correspondientes en el lugar del siniestro, a cargo del personal de Criminalística de la Unidad Departamental Río Cuarto.

La Justicia aguarda el informe de Bomberos para determinar las causas que provocaron el incendio de la camioneta.

El cuerpo de Arese fue derivado hasta la morgue del Hospital San Antonio de Padua para la realización de la correspondiente autopsia.

Se presume que Arese se encontraba cortando leña debido a que una motosierra y trozos de troncos quedaron envueltos en llamas.

En el lugar se constituyó personal  del destacamento policial de Chucul.

Fuente: Puntal