El hecho fue catalogado como accidente laboral fatal, ya que el fallecido trabajaba en un complejo deportivo.

Mayco Peparelli, de 28 años, fue hallado muerto en el interior de un galpón colindante al complejo deportivo del que era encargado. Las hipótesis indican que el joven cayó desde un techo tras pisar una chapa de fibra de vidrio, adonde había subido para recoger pelotas de fútbol.

El dueño del taller fue quien denunció la aparición del cuerpo sin vida, que tenía un severo golpe en la cabeza y estaba rodeado de sangre. El fallecido era encargado de Trewa Club, que está ubicado sobre calle Urquiza al 1650.

 

Según pudo averiguar el sitio Puntal, el hombre murió a los pocos minutos de haber ingresado al Nuevo Hospital Río Cuarto San Antonio de Padua.

Al parecer, Peparelli pisó unas chapas que servían para dejar entrar luz al galpón y estas cedieron, provocando una caída de casi 10 metros de altura. Aseguran que era habitual que el trabajador tenga que subir al galpón para buscar tanto pelotas de fútbol como de pádel.