En la tragedia perdieron la vida tres personas. Ocurrió en la ruta nacional 251 a la altura de General Conesa.

En un auto marca Chevrolet Aveo viajaban dos hombres y la madre de la criatura de 14 meses de vida. Por motivos que se desconocen,  el conductor giró en U y una Toyota Hiluk que venía en el mismo sentido los impactó de lleno.

El auto se fue a la banquina y los ocupantes quedaron  atrapados. Sin embargo, antes que estalle y las llamas lo consuman, una de las personas pudo tirar por la ventana a la criatura.

El conductor de la camioneta se acercó y la rescató. En cuestión de segundos, el fuego terminó con la vida de las personas atrapadas.

Las víctimas fatales son Gerardo Chicaval, Miguel Botana y Antonella Alfaro, la madre de la bebé. Estaban haciendo tareas de apoyo al competidor de una carrera tipo Safari que era pareja de la mujer fallecida y padre de la criatura del milagro.

La policía cree que los bidones de combustible que llevaban para el auto del piloto desencadenaron la tragedia tras el violento impacto.