Una perra logró encontrar las drogas en la vivienda y fue clave en el operativo. También secuestraron dinero.

Según el Ministerio Público Fiscal, la detenida es una referente narcomenudista. Tiene 35 años y el operativo se dio en su domicilio en Ambrosio Olmos esquina Eleazar Garzón, de barrio Parque Monte Grande en Río Tercero.

La mujer está acusada de vender drogas en esa ciudad y también en localidades aledañas. Lograron arrestarla tras varias denuncias anónimas.

 

Kiva, la perra detectora de narcóticos de la División K9, fue fundamental en el caso. Ella fue quien logró hallar dosis de cocaína y marihuana que la acusada escondía en bolsas de pañales.

Además de las sustancias también secuestraron 32.000 pesos y elementos utilizados para fraccionar y vender los estupefacientes. El lugar funcionaba como un kiosco de droga.