La vecina que encontró la carne no dudó en denunciar todo. “Pensábamos que eran pollos”, dijo

El macabro hallazgo sacudió Rosario el miércoles por la mañana cuando una vecina encontró 30 cabezas y cuerpos de perros faenados. Temen que la carne haya sido utilizado para la comercialización.

La vecina que encontró la carne no dudó en denunciar todo. “Pensábamos que eran pollos. Cuando miramos bien, nos dimos cuenta que eran perros”, dijo una de las personas que fueron consultadas por varios medios locales.

Según explicó el diario El Ciudadano de Rosario, varios vecinos de la zona sostuvieron: “Queremos denunciarlo porque no puede pasar algo así. Nos pone muy mal. Nos preocupa que nuestros hijos hayan comido esa carne”.

Por otro lado, algunas de las versiones sostienen que los autores del hecho son de un frigorífico de la zona mientras que también apuntan contra “integrantes” de una secta.

“Aprovecharon hasta el último pedacito de carne, eso nos hizo presumir que algún comerciante de la zona lo utilizó para hacer carne picada o milanesa”, finalizó otra vecina de la zona.