Sucedió en la ciudad de Narian-Mar. El asesino contó que lo hizo siguiendo las instrucciones de un conjuro que leyó en un libro para lograr “la vida eterna”

Un hombre entró a un jardín de infantes de la ciudad de Narian-Mar, en Rusia, y degolló a un niño al grito de “¡Satán!”.

El asesino, identificado como Denis Pozdeyev (36), ingresó al establecimiento sin dificultades y mató al pequeño, que dormía junto a otros nenes.

Al ser apresado, Pozdeyev se encontraba borracho y, según medios locales, estaba en tratamiento contra la drogadicción y el alcoholismo, a la vez que tendría problemas mentales.

Durante el interrogatorio, el victimario aseguró haber seguido las instrucciones de un libro donde había un conjuro que requería el asesinato de un niño pequeño para lograr “la vida eterna” para uno mismo y sus familiares.

Según el portal Life, el criminal fue tomado por el padre o familiar de uno de los alumnos del jardín por los guardias de seguridad.