La diputada Marcela Campagnoli propuso sacar al feto a las 20 semanas del vientre y darlo en adopción. Saltó a los diarios del mundo.

La diputada Marcela Campagnoli se opone al aborto y ante madres que lo reclamen propuso extraer el feto a las 20 semanas de gestación y ponerlo en una incubadora, para luego dar al niño en adopción. La propuesta llegó a portadas como el diario El País de España y a medios italianos, de EEUU y de toda Europa, porque nadie da crédito a lo absurdo de la propuesta

“Si legalizamos el aborto estamos claramente ante un asesinato del niño o niña por nacer, porque esa persona nunca más va a existir si no nace”, lanzó Campagnoli, tras argumentar que las mujeres fueron “diseñadas para dar vida”

Contraria a la interrupción del embarazo, la diputada dijo que presentará un proyecto para que se obligue a continuar la gestación hasta la semana 20 para que “le podamos sacar ese niño de su vientre” y mantenerlo en incubadora para luego darlo en adopción.La legisladora pidió que “la ciencia” le “dé vida en una incubadora así hacemos una adopción pre natal”

En diálogo con la emisora radial FM 99.9, de la ciudad de Mar del Plat, sostuvo: “Contengamos a esa madre. Hasta la semana en la que le podamos sacar ese niño de su vientre para que pueda tener vida”

La ex secretaria de Educación de la localidad de Pilar, y hermana del fiscal José María Campagnoli, afirmó que las embarazadas que desean abortar necesitan “contención”, algo que es “fundamental, porque las mujeres fuimos diseñadas para dar vida, y matar algo que está en nuestros órganos nos genera traumas terribles”

De acuerdo a datos del ministerio de Salud de la Nación, el año pasado hubo 43 embarazas muertas por aborto, aunque sin especificar aquellas interrupciones naturales.

 Se estima que cada año se practican unos 500 mil abortos, con el riesgo sanitario y de su propia vida para la mujer que no puede pagarlo en una clínica privada

Dentro de la discusión del tema, la ex diputada kirchnerista Juliana Di Tulio admitió recientemente que hay “presiones de médicos, clínicas pero el actor político, social más importante e impactante para diputados y diputadas de todos los sectores es la Iglesia católica”

La legalización del aborto fue el gran reclamo del II Paro Internacional de Mujeres, el 8 de marzo pasado, que en esta capital movilizó a una 500 mil féminas. El 19 de marzo está previsto otro “pañuelazo” frente a la Quinta de Olivos, la residencia presidencial.

Campagnoli propone como solución intermedia interrpumpir el embarazo pero seguir la gestación del feto mediante métodos científicos.