El ladrón intentó arrebatarle la cartera. Forcejeó, le pegó, pero no pudo cumplir su objetivo y huyó.

El motochoro marcó a su víctima en la avenida Juan de Garay, en la tarde del lunes. Esperó que suba al auto y la sorprendió. Le quiso sacar la cartera pero la mujer se resistió y lo corrió.

Entre gritos desesperados, golpes e insultos, dos mujeres que estaban en la vereda de un bar se levantaron. Una intervino y otra salió del interior de un negocio. Entre las dos, lo redujeron a los golpes.

El ladrón luchó unos cuantos segundos pero al darse cuenta que estaba demasiado expuesto escapó. Se subió a la moto con su cómplice y huyeron.

Esta vez la suerte estuvo del lado de las víctimas. Las dos salieron vivas. Sólo sufrieron golpes leves y el susto por el terrible momento vivido. VIDEO